Ikigai

“Ikigai “: La  Filosofía Japonesa que te ayuda a descubrir tu propósito 🙌

Ikigai se compone de dos palabras en japonés: ” iki”, que significa vida, y “kai” que tiene varios sentidos: sentido, resultado, fruto o valor.

Los orígenes del ikigai se remontan a la isla de Okinawa, en Japón.  Dónde se encuentra la población más longeva y feliz del mundo.

Según los  “Okinawenses”, todos tenemos un ikigai, un sentido  o propósito  de vida, una razón de ser para descubrir. Y es el compromiso con su búsqueda, lo que nos llena de satisfacción.

El Ikigai puede ir cambiando según la edad y momento de vida. El punto es nunca dejar de tener un Ikigai, porque en ese momento se perdería gran parte de energía y significado vital.💡

El gráfico que ves arriba de este Post, resume el concepto, pero podemos explorar brevemente sus dimensiones para ayudar a hacer el tránsito por las mismas.

Un ejercicio  vital según parece, ya que pude encerrar el secreto para una plena y larga vida.

🎎¡ Empecemos el recorrido!🎎

💮¿Qué es lo que amas hacer?

Esto implica realizar una introspección, un diálogo con uno mismo donde se abandonan las expectativas puestas sobre nosotros para darle un espacio a nuestro propio ser. ¿Cuáles son nuestras pasiones?

💮¿Qué es lo que el mundo necesita?

Una vez que nos hemos escuchado a nosotros mismos podemos abrirnos a la escucha del otro. En este caso al mundo, y la escucha toma la forma de la necesidad. Se nos presenta la  gran oportunidad de dar, de contribuir, de ponerse en armonía con la gran voz del todo que necesita un granito de arena de cada uno de nosotros para poder sostener su propia vida.

Aquí nos acercamos a conectar nuestra pasión con una misión.

💮¿En qué eres bueno?

Las siguientes dos preguntas son más prácticas y concretas. En este caso tenemos que preguntarnos por aquello para lo cual tenemos talento. ¿Cuáles son tus talentos? ¿Qué se te da bien? ¿En qué eres hábil?

💮¿Pueden pagarte por lo que haces?

La última de las preguntas nos hace pensar en lo que se recibe como retribución por hacer aquello para lo que somos buenos, que nos apasiona y que responde a lo que el mundo necesita. Nos desafía entonces a encontrar un punto de equilibrio entre todas las dimensiones.

Contame ¿Ya encontraste tu “Ikigai”?

Tranqui, siempre podemos re encontrarnos con él.

Acá te dejo más pistas:

 1. Empezar poco a poco

 2. Liberarte de viejas ideas

 3. Encuentra tu armonía

4. Sentir alegría de las pequeñas cosas

 5. Estar en el aquí y ahora. No pierdas energía en lo que paso o en el futuro, recuerda que solo tienes poder de acción AHORA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s