“Conócete a ti mismo”

Esta frase TAN de moda en estos tiempos es milenaria.

Nos remota a la Antigua Grecia, precisamente a la ciudad de Delfos, dónde se encontraba inscrita a la entrada del tempo del dios Apolo. Era interpretada como el saludo que el dios dirigía a los visitantes, deseándoles sabiduría.

Esta frase se ha atribuido a varias filósofos griegos (incluso Platón la incluye en sus obras) pero no tiene una autoría consensuada. Digamos que pudo haber sido un dicho popular de la época.  

Han pasado Siglos y esta frase sigue resonando.

Quizá porqué muchas personas aún siguen desconectadas de sí mismas.

Andamos tan deprisa, con el piloto automático activado, qué no hay aparentemente necesidad de parar y reflexionar sobre nostoros mismos.

Aún así, experimentamos muchas veces el “sin sentido” de la vida, pero debemos seguir como si nada, jugando el rol que  nos “corresponde” en la sociedad..eso es lo que nos han enseñado y se espera de nosotrxs.

Mientras en el fondo,  cada vez más apagados y más desconectados de nostorx mismxs nos sentimos.

No tenemos ni idea de quiénes somos, que nos mueve, hacía dónde vamos.

Te has preguntado alguna vez;

¿Quién toma las decisiones en tu vida y en base a qué? ¿Qué nivel de consciencia?

No me extraña que habitualmente culpabilicemos a otros por nuestros fracasos y descontentos…

Nunca somos  “NOSOTROS” el problema. Menos, responsables…Y francamente no, si somos un automatismo operando. :O

El Autoconocimiento es tu aliado para salir de este embrollo.

Pero  ¿Que implica conocerse a uno mismo?

Conocerse a sí mismo supone el camino de “darse cuenta” o “tomar consciencia” de lo que somos, de hacerse cargo y asumir el compromiso de mejorar día a día.  Implica poder ver mis luces y sombras,  mis bondades y mis limitaciones. Pero para eso, necesito primero estar disputx a bucear en las profundidades de mi Ser, ir quitando capas y capas, con total apertura y aceptación.

Requiere mucho coraje, de sacar toda la porquería a la luz, reconocer nuestros miedos e inseguridades más profundas, no para sufrir, sino porque ellos que no nos dejan ver con claridad.

Además si continuamos negando emociones que catalogamos de “negativas”, reprimiéndolas, simplemente nos estamos engañando a nosotros mismos.

El autoconocimiento es un camino de perfeccionamiento constante, de buscar respuestas.

Es un punto de partida ante la vida 

Sino  ¿Cómo podré orientarme y tomar acciones asertivas?

Conócete a ti mismo, esta simple y magistral frase, nos despierta un montón de preguntas que casualmente son (y siguen siendo en gran medida), las grandes interrogantes de todos los tiempos: quién soy, de dónde vengo, adónde voy.

Cómo toda frase poderosa, nos interpela y nos orienta a ir por la solución. Si puedo realmente conocerme, puedo comprenderme y saber hacía dónde me dirijo.

Sin embargo como verán, esto no es trabajo de un día, de leerme un libro de autoayuda o hacer una sesión de coaching…Requiere esfuerzo, constancia y compromiso.

Quiénes comenzamos este viaje, sabemos que siempre encontramos nuevas facetas por descubrir y que todo apenas comienza.

Cuéntenme ustedes, se adentraron en el viaje del autoconocimiento?

 ¿Como viene siendo su experiencia?

Para terminar, no me crean nada de lo que aquí digo! compruébenlo por ustedes mismos.

 Yo  “solo sé que no se nada” .

«Antes de que busques, antes de que vayas de instructor en instructor, de organización en organización, de creencia en creencia, será sin duda importante que averigües quién es la persona que busca, y qué es lo que busca.» 

-J. Krishnamurti    


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s